El apretado calendario del baloncesto actual no da tregua a los equipos. Y eso tiene un arma de doble filo, pues no se pueden saborear las victorias, ni tampoco alargar los lamentos tras una derrota. El Barça, que había firmado el peor partido del curso en Vitoria, olvidó su pobre actuación y sanó sus heridas en casa ante un endeble Gipuzkoa Basket. Los de Marcelo Nicola, desquiciado en la banda al ver cómo sus jugadores acumulaban pérdidas (19 al descanso, 23 al final), claudicaron a mediados del tercer cuarto pese al carácter de Echenique y Francis. Jasikevicius, en vistas al partido de Euroliga del viernes ante el Madrid, dejó fuera de la lista a Higgins y dio minutos a los menos habituales.

Respondieron con creces, sobre todo Bolmaro -apenas 5 minutos en los últimos cuatro partidos del Barça- y Sergi Martínez. El argentino repartió 10 asistencias (30 en total el Barça), añadiendo 8 puntos a su tarjeta individual. El ala-pívot catalán, suplente de Smits, estuvo más agresivo en ataque (10 puntos), aportando además en rebotes (7) y asistencias (4). Pustovyi y Davies, con 15 puntos cada uno, fueron los máximos anotadores del equipo azulgrana. El rival acompañó, pero el Barça se dio un festín.

ESTADÍSTICAS

Bolmaro empezó el partido lúcido, encontrando espacios tras bloqueos para que Smits y Oriola sumaran. Anotaba el Barça, pero el Gipuzkoa también veía aro con facilidad (10-12, min 5). Echenique le ganaba la partida a Oriola por dentro, forzando a Jasikevicius a mover ficha. El lituano eligió a Pustovyi por delante de Davies -no entraría hasta el 3Q-, y el ucraniano estuvo correcto en ataque, aprovechando los regalos de Heurtel en forma de asistencia -una de ellas, por la espalda, de fantasía-. Sergi Martínez, cargando en cada acción el rebote y cumpliendo atrás, cerró el 1Q con una buena acción sobre la bocina (26-15).

Trató de igualar fuerzas Gipuzkoa al inicio del segundo periodo, con Echenique y Francis nuevamente como protagonistas. Un triple del dominicano puso el 28-26 en el marcador (min 14). Fue un mero espejismo. Jasikevicius detuvo el encuentro, berreó a sus pupilos y el Barça empezó a carburar de nuevo. Oriola y Smits regalaron dos jugadas que hubieran hecho vibrar al Palau Blaugrana, colgándose del aro con firmeza y liderando un parcial de 16-5 que pondría la máxima diferencia al descanso (44-31).

Davies, inédito en la primera mitad, salió de inicio en el tercer cuarto, dominando sin oposición la pintura. 15 de los 26 puntos azulgranas en el periodo llevaron su firma. El Barça salió decidido a romper el partido y Hanga, con un triple, ajustició a los guipuzcoanos (56-37, min 15), hundidos anímicamente y sin respuesta al vendaval azulgrana. Radoncic tiró de pundonor, pero el pescado ya estaba vendido antes del último cuarto (70-49).

Los últimos minutos no tuvieron historia y el Barça ya piensa en El Clásico de este viernes ante el Real Madrid (21h). ¿Con o sin Mirotic?

Abrines, 200 partidos en la ACB

El balear alcanzó este martes la cifra de 200 partidos disputados en la Liga Endesa (182 de azulgrana, 18 con la camiseta del Unicaja). Lejos queda aquel 9 de octubre de 2011, fecha en la que jugó su primer partido en la ACB. Abrines acumula unos promedios de 6,7 puntos y casi un 40% en triples. 

El alley-oop de Rolands Smits