Cuando todas las informaciones hacían indicar que Amar’e Stoudemire regresaría a la disciplina del Maccabi Tel Aviv, Shams Charania, reputado periodista estadounidense, hacía saltar la bomba: Stoudemire será entrenador asistente de Steve Nash en los Brooklyn Nets. 

A sus 37 años, y tras ser nombrado MVP de las Finales hace apenas unos meses con el Maccabi en la liga de Israel, Stoudemire aparca su carrera como jugador profesional (seis veces All-Star NBA) para pasarse a los banquillos. Como apuntan desde Estados Unidos, su rol de asistente en Brooklyn estará vinculado al desarrollo de jugadores. 

Tras los inolvidables años del binomio Nash-Stoudemire en Phoenix, ahora les veremos juntos en el banquillo y con traje. Las asistencias, esta vez, las tendrá que dar Stoudemire. Veremos si con la misma efectividad.

Brooklyn apuesta, pues, por un proyecto joven. Con todo lo que eso conlleva. Eso sí, con Kevin Durant en proceso de recuperación (se le ha visto entrenando estos días), más Kyrie Irving, los Nets tienen motivos para ilusionarse. Luego, claro, habrá que ver cómo se ensambla todo ello en pista.