CSKA Moscow volvió a la senda de la victoria tras dos derrotas en Euroleague al vencer a Valencia Basket por un claro marcador de 85-74. Por parte moscovita los 17 puntos y 5 asistencias de Mike James fueron lo mejor, mientras que por parte taronja los 15 puntos y 3 rebotes de Nikola Kalinic fueron lo más destacado.

El partido comenzó con alternancias en el marcador ente ambos equipos que duro bastantes minutos lo que provocó tiempo muerto local viendo que CSKA Moscow no encontraba fluidez(8-7). En los siguientes minutos ambos equipos volvieron a alternar canastas pero los taronja seguían por delante(13-14). Sin embargo, en el tramo final del cuarto, Strelnieks y Clyburn daban la vuelta al marcador para llegar al final del primer cuarto con ventaja moscovita(17-16).

CSKA Moscow logró un 8-0 de parcial inicial en el segundo cuarto con James, Voigtmann o Antonov como anotadores para despegarse en el marcador provocando tiempo muerto valenciano(26-16). Los visitante reaccionaron de la mano de Hermannsson y Pradilla provocando tiempo muerto ruso(28-23). Los taronja igualaron el partido con canastas de Kalinic, Prepelic y Pradilla pero Hilliard, James y Milutinov daban aire a los moscovitas(42-32). En el tramo final del cuarto, Marinkovic daba aire a los valencianos para llegar al descanso con ventaja rusa (44-35).

En la reanudación, los locales comenzaron bien el tercer acto pero los taronja se agarraron al partido con el trabajo de Dubjlevic, Labeirye y Marinkovic(53-47). Los locales querían distanciare en el marcador pero Vives, Tobey y Prepelic ajustaban el marcador ya entrados en el tramo final del cuarto(59-58). En la jugada final del cuarto un triple de Voigtmann daba aire a los rusos al final del tercer acto(62-58).

Hackett, Clyburn y Voigtmann comenzaban bien el cuarto final para hacer despegar al CSKA Moscow (71-60). Los visitantes se acercaron con el acierto de Kalinic pero los moscovitas reaccionaron para poner una renta de 10 puntos entrados en el tramo final del partido(77-67). En el tramo final una canasta de Clyburn sentenció el partido y la victoria se quedo en Moscú (85-74).

Estadisticas