Milos Teodosic es el jugador más diferencial de toda la Eurocup. El serbio sigue siendo un genio. En todos los sentidos. Este miércoles fue clave para que la Virtus Segafredo Bologna continuase invicta en la competición (6-0), anotando 29 puntos y repartiendo 5 asistencias en el triunfo por 83-89 ante el Lokomotiv Kuban.

Teodosic, que dejó un pase de fantasía (ya lo había hecho en la NBA), anotó 9 de los 19 tiros de campo que lanzó y provocó 8 faltas. 9 de sus 29 puntos y 3 de sus 5 asistencias llegaron en el cuarto y definitivo periodo. Determinante.

Su repertorio es infinito. Su dominio del juego, absoluto. Que no esté para trotes mayores no quita que la Virtus, con él, es posiblemente el máximo candidato al título.