Ricky Rubio jugará en los Oklahoma City Thunder la próxima temporada. El base español se ha visto involucrado en un traspaso que envía a Chris Paul a los Phoenix Suns. Lo han adelantado, al mismo tiempo, los periodistas Adrian Wojnarowski y Shams Charania.

La apuesta de los Suns por Chris Paul, de 35 años y con dos años de contrato por más de 80 millones de dólares (41 en el curso 20-21, 44 en el 21-22 –player option-), es arriesgada. Eso sí, el veterano base demostró en la pasada burbuja estar todavía a un alto nivel físico. Su experiencia será un valor añadido en una plantilla joven.

Ricky, que hasta 2022 no será agente libre, vuelve a cambiar de franquicia y Oklahoma será la cuarta de su carrera tras Minnesota, Utah y Phoenix. A la espera de ver cómo se mueven los Thunder, no es el destino propicio para aspirar a grandes cotas.

En el traspaso también están incluidos los siguientes jugadores:

  • Se van a Oklahoma: Kelly Oubre, Ty Jerome, Jalen Lecque y una primera ronda del Draft 2022 (protegida Top-12).
  • Se va a Phoenix: Abdel Nader.