With the 23rd pick in the 2020 NBA Draft, the New York Knicks selects Leandro Bolmaro from Cordoba, Argentina. Bolmaro (2000) se convirtió esta madrugada en el jugador argentino con una elección más alta de la historia (nº 23), superando el puesto 25 de Carlos Delfino en 2003. El base no jugará en NY, pues inmediatamente fue traspasado a los Minnesota Timberwolves. Allí podría coincidir, si decide cruzar el charco, con el número 1 del Draft (Anthony Edwards), Ricky Rubio (que vuelve a la que fue su primera franquicia) y con Pablo Prigioni, compatriota y actual entrenador asistente en Minny.

Bolmaro lo celebró en Barcelona rodeado de su gente, radiante de felicidad, sabedor que una parte de su sueño ya es una realidad.

Hacía 5 años que el comisionado de la NBA, en este caso Adam Silver, no mencionaba «Argentina» en un Draft. Desde Juan Vaulet. Además, desde que se retirara Manu Ginóbili en 2018, la NBA está huérfana de argentinos. ¿Será Bolmaro el que devuelva al país sudamericano a la mejor liga del mundo? (Campazzo tiene más números).

¿Y ahora, qué?

Tras ser elegido en el Draft, la pelota está sobre el tejado de Bolmaro. Debe decidir qué hacer con su futuro. El argentino renovó por el Barça recientemente hasta el 2023, aumentando su cláusula NBA, una cifra superior a 800.000€ que le obligaría a poner dinero de su bolsillo, pues las franquicias no pueden superar los 750.000 euros para conseguir los derechos de jugadores europeos. Su puesto en el Draft le permitiría cobrar 1,9 millones de dólares.

En el Barça, Bolmaro es ahora una valiosa pieza en la rotación de Jasikevicius, que cuenta con él y le ofrece un rol del que no dispuso el curso anterior (ya ha jugado 125 minutos en ACB, nueve minutos más que en la 19-20). Promedia casi 14 minutos en la Liga Endesa, mientras que en la Euroliga tiene un rol más testimonial (7 minutos).

Cifras notorias para un jugador que comparte posición con Calathes y Heurtel. Jasikevicius lo está utilizando como especialista defensivo (lo hemos visto ante Henry o Muhammed), si bien también le ha otorgado responsabilidades en partidos más cómodos (10 asistencias vs Gipuzkoa, 16 de valoración vs Betis).

¿Qué decidirá el argentino? Está por ver. Por lo pronto, este viernes se vestirá de corto para jugar contra el Estrella Roja en la Euroliga.