Un triple frontal de Trey Thompkins puso uno arriba al Madrid a falta de 19 segundos para el final (70-71). Tocaba defender. Y no lo hicieron mal los de Laso, pero un palmeo de Milutinov le permitió a Mike James tener una segunda oportunidad. Otro rebote moscovita más (39 por 32 blancos). Y esta vez no iba a perdonar. El americano, desde la esquina, sumó un inverosímil 3+1 que sentenció el partido. Tavares, en la última acción, decidió lanzar bajo canasta en vez de abrir a la esquina al propio Thompkins. No pudo ser. El Madrid cayó ante el CSKA y alarga su maldición en Moscú: no gana allí desde 2008.

En el primer partido sin Campazzo, Laso sentó a Tavares de inicio -en beneficio de Thompkins- para sacar de la zona a Milutinov. No era suplente el caboverdiano en Euroliga desde mayo de 2019. Y le salió bien al técnico vitoriano. ThompkinsDeck lideraron los primeros ataques de un Madrid que llevó la iniciativa en el primer cuarto (17-20).

Dos triples seguidos de Randolph dispararon a los madridistas en el segundo (20-29, min 13). Llull, que igualó a Jankunas como quinto máximo anotador de la Euroliga gracias a sus 14 puntos (3076 en total), se apuntó a la fiesta (25-36, min 15). No daba con la tecla el CSKA mientras Itoudis rezongaba en la banda. Dos despistes defensivos del Madrid dieron aire a los rusos, que redujeron la diferencia al descanso tras dos triples de Clyburn y Voigtmann (35-38).

El paso por vestuarios no sentó bien al Madrid, atascado en ataque como en los últimos compases del 2Q. Lo aprovechó el CSKA para ponerse por delante con una canasta de Clyburn (48-47, min 25). Pese a intentarlo, Laprovittola no atinaba (0 puntos en 17 minutos) y los de Laso lo acusaban.

Llull regresó a pista para ser el faro del equipo –Alocén ya no jugaría en la segunda mitad pese a sus buenos minutos en el 2Q-. Y el balear estuvo bien, encontrando a Tavares y castigando en defensa a Ukhov. Recuperaba la iniciativa el Madrid (60-61, min 32), aunque rápidamente el CSKA con un soberbio James (68-64, min 35). Llegó el momento decisivo. Thompkins colocó el 70-71 y Mike James, desde la esquina, puso el broche de oro a una actuación individual superlativa.

El CSKA acabó con 4 asistencias y no recuperó ni un balón. Y aún así, ganó. Seis victorias seguidas de los de Itoudis en Euroliga. 8-3 en la tabla.

ESTADÍSTICAS

EL DATO

Últimos tres partidos de Mike James en la Euroliga:

  • vs Zalgiris: 27 puntos, 5/6 en triples
  • vs Bayern: 25 puntos, 2/8 en triples
  • vs Madrid: 28 puntos, 5/10 en triples