Tras la victoria del Anadolu Efes en Belgrado, Ergin Ataman alzó la voz para reclamar a Euroliga y FIBA una solución ante la problemática con las ventanas de selecciones.

El Efes tenía cuatro bajas confirmadas (Dunston, Micic, Pleiss y Beaubois), y de no ser por el gesto de la federación turca, permitiendo jugar a los convocados (Larkin, Balbay, Sanli, Tuncer y Gecim), los de Ataman no habrían viajado hasta Belgrado. «Quiero agradecer a la federación turca. Estos jugadores han jugado hoy con nosotros y mañana (viernes) lo harán con su selección».

Ataman explicó que «los jugadores quieren jugar con su país. Es un motivo de orgullo para ellos». El entrenador turco se atrevió a lanzar una propuesta: «Los jugadores juegan hoy, el viernes y el domingo. Tenemos que darle un descanso. Juguemos 7 semanas con doble partido Euroliga en vez de 5».

«Necesitamos promocionar el baloncesto, y el baloncesto no se juega solo en la Euroliga», concluyó Ataman.