Un canastón de Malcolm Delaney (16 puntos) a falta de cinco segundos para el final le dio la victoria al Milano en Tel Aviv en la prórroga (85-86). Es el primer triunfo de los italianos en Israel en la era moderna de la Euroliga (acumulaba un 0-9 desde el 2000).

Tras un partido igualado, Wilbekin (17 puntos) falló el triple sobre la bocina (no tocó aro) y el encuentro se fue al tiempo extra. Allí siguieron las hostilidades, hasta llegar a un último minuto vibrante.

Un triplazo del Chacho (10 puntos) puso por delante a los de Messina, 83-84. Wilbekin, tras botar y botar, forzó la falta y no falló desde la personal (85-84). Quedaban 14 segundos. Y Delaney, en un alarde de sangre fría, se levantó en suspensión para anotar un canastón. Para eso fichó por el Milano. El tiro final de Caloiaro desde media pista no entró.

Dolorosa derrota para el Maccabi, que sigue en la zona baja de la tabla con un balance de 3 victorias y 8 derrotas.