Marzo de 2019. Esa fue la fecha en la que Pau Gasol disputó su último partido como jugador de la NBA hasta la fecha. Lo hizo contra los Spurs en San Antonio luciendo la camiseta de los Milwaukee Bucks. El día 10 de mayo de ese mismo año fue operado de una fractura en el hueso navicular de su pie izquierdo, una lesión grave que requiere de una recuperación lenta. No es el primer deportista de la NBA que sufre este tipo de dolencia, Michael Jordan permaneció una temporada entera sin jugar para garantizar una recuperación al 100%, situación similar a la que vivió Embiid. De hecho, hasta el propio hermano de Pau, Marc, sufrió una lesión parecida en 2016 de la que tardó 8 largos meses en recuperarse. No obstante, todos estos jugadores contaban con un recurso del que carece Pau en la actualidad: tiempo.

El jugador de Sant Boi cumplió el pasado 6 de julio 40 años, una edad a la que muchos profesionales ya están retirados. Icono del baloncesto mundial, un deporte que ayudó a popularizar en nuestro país y que en la actualidad es uno de los más seguidos en el mundo con representación incluso hasta en algunos juegos de casino como las tragaperras, Gasol lleva cerca de dos años sin pisar una pista de manera competitiva. Lo hizo con los Blazers, franquicia por la que fichó tras su paso por los Bucks, entrenando para suplir la oleada de bajas en el equipo pero las prisas fueron su peor enemigo y Gasol recayó de una lesión que todavía no estaba curada. Esto provocó que el catalán decidiese llegar a un acuerdo con el equipo para rescindir su contrato y convertirse en agente libre, pudiendo decidir, de esta forma, volver a la competición cuando se sienta plenamente recuperado. De esto ha pasado ya un año, un tiempo demasiado extenso para un jugador de su edad y que pone en evidencia el fin de una etapa

Es comprensible que un jugador de su categoría no quiera poner punto y final a su carrera profesional de esta manera. Gasol siempre ha soñado con despedirse del baloncesto por todo lo alto y había encontrado esa oportunidad en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. El catalán hizo público en varias ocasiones que estaba trabajando al máximo para poder llegar a la cita olímpica y, aunque nunca confirmó su retirada tras los juegos, sí dejó entrever que supondrían un punto de inflexión en su carrera. Nadie imaginaba que Tokio 2020 sería al final Tokio 2021 -aunque la denominación de 2020 se mantiene– y que de llegar a los que serían sus quintos Juegos Olímpicos Gasol lo haría con 41 años.

La pregunta ahora es, ¿realmente llegará? La intención del jugador es que así sea. En las últimas semanas se han dado a conocer a través de las redes sociales algunas imágenes en las que Gasol aparece entrenando, tirando varias a veces a canasta y defendiendo. Si bien varios equipos le ofrecieron la posibilidad de participar en sus campos de entrenamiento, el de Sant Boi decidió establecer su propio ritmo y entrenar de manera autónoma en el norte de California. Esos entrenamientos están dando sus frutos pero Gasol necesitaría ahora un equipo en el que poder disputar los que previsiblemente serán sus últimos encuentros como profesional en la NBA y que servirían como preparación de cara a los Juegos Olímpicos.

El ala-pívot habló sobre esta posibilidad en la cadena ESPN, en donde afirmó que le gustaría regresar a la competición con un papel activo, no como un mero entrenador. Preguntado sobre cuál sería la franquicia de la que le gustaría formar parte, Gasol no dudó en señalar a los Lakers, con los que ganó sus dos anillos de campeón. Para el catalán sería un sueño regresar al equipo angelino no solo por lo que esto implicaría para su carrera, sino también por compartir pista con Marc Gasol. No obstante, el internacional es consciente de que esta posibilidad es complicada e incluso ha llegado a afirmar que no cuenta con excesivas ofertas sobre la mesa.

Lo que sí está claro es que de regresar a la NBA, Pau quiere hacerlo como jugador y siendo una pieza activa, no un jugador de segunda relegado al banquillo. Habrá que esperar para ver en qué franquicia recala el español, si es que finalmente ficha por alguna, y cómo se desarrolla la temporada. Si todo va bien, Gasol sería uno de los 12 seleccionados por Scariolo para viajar hasta Tokio el próximo verano.