El Iberostar Tenerife pasó como un vendaval por encima del Dinamo Sassari, al que derrotó por 30 (115-85). Siete jugadores acabaron en dobles dígitos de anotación, cinco de ellos con +15 puntos.

El conjunto tinerfeño empezó a tomar diferencias claras en el marcador en los últimos instantes del tercer cuarto, pero antes las diferencias no eran nada cómodas para un Iberostar Tenerife que le faltó poner más intensidad en defensa.

Lo importante al final era la victoria y como segundo objetivo superar el «basket average» particular que estaba en 20 puntos, ya que el encuentro de la primera vuelta concluyó con triunfo del Sassari por 92-72. Con los dos objetivos cumplidos ya los tinerfeños afrontan la última jornada de esta fase, contra el Bakken Bears, con mayor tranquilidad (clasificados y con la primera plaza de grupo asegurada).

Marcelinho Huertas, con 15 puntos y 9 asistencias, volvió a estar brillante en la dirección del equipo aurinegro.