El Khimki se fue nueve arriba al descanso (39-48). Se la prometían muy felices los de Kurtinaitis tras la exhibición de Devin Booker en el segundo periodo (13 de sus 19 puntos). Fue un espejismo. Los rusos se olvidaron de defender tras el paso por vestuarios, encajando 39 puntos en el 3Q y sucumbiendo en Kaunas ante un creciente Zalgiris (102–75).

Zalgiris acabó la segunda mitad con 63 puntos (por 27 de los rusos), sumando así su sexta victoria consecutiva para seguir en zona de Playoffs.

Joffrey Lauvergne fue el jugador más destacado del encuentro, anotando 29 puntos (tope personal) en 22 minutos con un excepcional 13/14 en tiros de dos. Uno de los mejores registros de la historia moderna de la Euroliga. Además, capturó 9 rebotes. Terminó con 38 créditos de valoración (tope personal).

EL DATO