Los Mavericks sumaron esta madrugada su cuarta victoria consecutiva tras superar a los Hornets 93-104 con un superlativo Luka Doncic.

El esloveno se fue hasta los 34 puntos, 13 rebotes, 9 asistencias y 4 tapones, cifras que no firmaba nadie desde LeBron James en febrero de 2010. Doncic dominó el partido a su antojo, firmando un tercer periodo antológico que dejó el partido visto para sentencia.

Más allá de la exhibición del 77, los Mavericks celebraron el regreso a las canchas de Kristaps Porzingis. El letón anotó 16 puntos en los 21 minutos que estuvo en pista.

En los Hornets, Ball y Hayward no estuvieron inspirados, siendo Rozier el más destacado ofensivamente (18 puntos y 6 asistencias).