El Real Madrid asaltó Munich en la prórroga con una exhibición de Walter Tavares (76-81). El caboverdiano anotó 26 puntos en 37 minutos, firmando su tope personal en la Euroliga.

El triunfo blanco es meritorio, pues en el Audi Dome solo habían ganado hasta ahora Milán y CSKA.