El Spar Girona cayó derrotado ante el UMMC Ekaterinburg en uno de los mejores partidos de la temporada (90-83).

Las catalanas compitieron de tú a tú contra el todopoderoso conjunto ruso hasta los últimos minutos. Sin complejos, con orgullo, aceptando el reto de jugar a un ritmo alto. Y manteniendo el acierto (51% tiros de campo).

Labuckiene y Reisingerova castigaron en la zona (30 puntos entre ambas), mientras que Laia Palau mantuvo la emoción en el último periodo con cinco puntos consecutivos (71-68, min 32). Meesseman (22 puntos) y Jonquel Jones (19) se encargaron de sentenciar para mantener la racha continental del UMMC. Las rusas no pierden en Europa desde noviembre de 2019.

El partido fue un constante toma y daca. Quigley firmó un inicio fulgurante, con Gray y Eldebrink dando la réplica para las de Alfred Julbe. En un meritorio segundo cuarto, el Girona se colocó cuatro arriba tras un triple de Vasic (30-34, min 15). La defensa zonal se le atragantó al UMMC, aunque Meesseman y Quigley voltearían el marcador al descanso (44-41).

La segunda mitad mantuvo la tónica de la primera, con un partido trepidante y sin apenas interrupciones. Pese a la contribución coral de las catalanas, el poderío ruso se llevó el gato al agua.

Las gerundenses, segundas del Grupo C (3-2), se meterán en cuartos de final si ganan este viernes al Famila Schio. 

Os dejamos el partido íntegro por si os apetece verlo. Vale mucho la pena.