«Estoy triste, claro, pero muy orgullosa de haber tenido la oportunidad de competir y llevarme tantos recuerdos. Por eso he jugado a baloncesto, para vivir todas estas experiencias y emociones». Con estas palabras se despedía Céline Dumerc de la Euroliga femenina tras 15 temporadas en la élite continental.

Su actual equipo, el Basket Landes, cayó este domingo ante el Bourges por un contundente 92-62 en un partido sin ya consecuencias (ambos equipos eliminados de la competición). Dumerc, que se retirara al término de esta temporada para dedicarse exclusivamente a su nuevo rol de General Manager con la selección femenina de Francia, no jugará más en su competición fetiche.

Y es que la francesa, de 38 años, ha disputado 15 campañas en la mejor competición del continente, jugando con el CJM Bourges, el UMMC Ekaterinburg y el Basket Landes.

Dumerc ha disputado Final Fours, Final 8 y ha dejado su impronta en la Euroliga femenina. La décima jugadora con más partidos disputados en la historia (216), tercera en asistencias (858) y tercera en robos (420). Su espinita, el título. «Firmé por Ekaterinburgo para conseguirlo, pero no fue posible. Aún así, el viaje ha valido la pena», afirmaba Dumerc.

Vaya si lo ha valido.