Esta temporada de la regular de la NBA está siendo una de las más interesantes de los últimos años, debido a que los grandes favoritos para hacerse con el anillo de campeón están tardando en demostrar el poderío al que nos tienen acostumbrados. Sin embargo, poco a poco van cogiendo ritmo de competición y ya se encuentran en las primeras posiciones tanto de la Conferencia Este como de la Conferencia Oeste, a pesar de que hay otras franquicias que están dando la sorpresa en estos primeros compases de la competición.

Por supuesto, la importancia de NBA está fuera de toda duda, manteniendo un nivel deportivo espectacular que termina traduciéndose en uno de los negocios más rentables de esta industria. En este contexto, existe una relación directa entre el valor de las franquicias y los pronósticos a la hora de conquistar el título, aunque no todo se reduce a esta simple ecuación.

De esta manera, Los Angeles Lakers, los Milwaukee Bucks y Los Angeles Clippers vuelven a posicionarse como los principales candidatos a pelear por una plaza en la esperada final, ya que cuentan con las mejores plantillas y un proyecto deportivo sólido que lleva asentándose varias temporadas. Eso sí, en las pasadas ediciones vimos más irregularidad de la esperada en algunos de estos casos, por lo que no se descarta que otras opciones como los Philadelphia 76ers o los Brooklyn Nets se metan en la lucha por el anillo.

Uno de los casos que más incógnitas presenta es el de los Bucks, debido a que Giannis Antetokounmpo no atraviesa por el mejor momento de su carrera deportiva. De hecho, el griego está firmando unos números bastante malos en la línea de tiros libres, algo que puede presagiar una nueva decepción para una franquicia que lleva varias temporadas quedándose a muy pocos pasos de proclamarse campeona.

Los Lakers, especialistas a la hora de defender el título

En cambio, los Lakers se encuentran en una situación totalmente opuesta, gracias al rendimiento de la pareja formada por LeBron James y Marc Gasol, que está encandilando a todos los amantes de este deporte. Así, los de California ya se han asentado en lo más alto de la Conferencia Oeste, con el objetivo de conquistar su segundo anillo consecutivo.

No podemos pasar por alto que los Lakers son especialistas en este tipo de hazañas, debido a que se han hecho con al menos dos títulos en varias ocasiones a lo largo de su historia. De hecho, tenemos que remontarnos más de tres décadas para ver a la franquicia dirigida por Frank Vogel sin repetir como campeón, algo de lo que pueden presumir muy pocos equipos de la mayor liga de baloncesto del planeta.

Sin embargo, los vigentes campeones no deben confiarse en ningún momento, ya que bajar la guardia se traduce en derrotas inesperadas a estas alturas de la temporada regular. El último ejemplo se produjo en el enfrentamiento contra los Golden State Warriors, que se saldó con una victoria de la franquicia de San Francisco tras una actuación magistral de Stephen Curry.

Aun así, como refleja actualmente la tabla clasificatoria de la NBA, los Lakers llevan una marcha más que la mayoría de los equipos a todos los niveles. Esto queda reflejado en los buenos pronósticos que les auguran las apuestas de la NBA, tanto partido a partido como en cuanto a los resultados finales. Y es que, en este momento el equipo de Los Ángeles es el favorito absoluto.

Hay varias franquicias con muchas opciones de dar la sorpresa

Finalmente, merece la pena destacar que hay varias franquicias con muchas posibilidades de dar la sorpresa, especialmente si prestamos atención al gran nivel que están demostrando los Philadelphia 76ers en la Conferencia Este. Sus parciales como equipo local son increíbles, a la vez que su solidez defensiva le está permitiendo acumular más triunfos de los esperados al inicio de la temporada.

Otro caso notable es el de los Nets, que han apostado por un proyecto deportivo muy ambicioso, con estrellas como Kevin Durant y James Harden al frente. Así, los favoritos al anillo van cogiendo ritmo, aunque tendremos que esperar algunos meses para ver cómo afrontan el desarrollo de la competición.