En la madrugada que se cumplía un año de la muerte de Kobe Bryant, LeBron James rindió tributo a su amigo de la mejor manera posible. En la pista. Compitiendo. Sin mirar la edad (36 años, temporada 18 en la NBA). Dominando. Y sentenciando. El #23 de los Lakers anotó 21 de sus 46 puntos en el último periodo para liderar el triunfo angelino ante los Cavaliers (115-108).

La actuación de LeBron fue sensacional. Y lo mejor es que parece no sorprendernos. La estrella de Ohio anotó 46 puntos con un 19 de 26 en tiros de campo, incluyendo un 7 de 11 en triples. Un acierto delirante.

En los últimos cuatro minutos, con el partido al rojo vivo, James anotó 10 puntos de todos los colores. Un triple punteado tras hacer un stepback, una penetración ante el mundo y un fade-away tremendamente complejo.

A sus 46 puntos hay que añadirle 8 rebotes, 6 asistencias,  2 robos y 2 tapones. Y solo 3 pérdidas. Alucinante.

Los Lakers ya están 10-0 a domicilio esta temporada. Son el sexto equipo de la historia que arranca una temporada con tal racha (dato NBA Stats).