Fred VanVleet ha hecho historia esta madrugada en el triunfo de los Raptors ante los Magic (108-123).

Sus 54 puntos suponen la mejor anotación de un jugador no drafteado en la historia NBA, superando los 53 que logró Moses Malone en 1982. Además, los 54 puntos también son el mejor registro anotador en la franquicia canadiense, batiendo los 52 de DeRozan en 2018.

El partido de VanVleet ante los Magic ha sido memorable y con unos porcentajes de acierto delirantes: 17 de 23 en tiros de campo, incluyendo un 11 de 14 en triples (anotó 11 de sus primeros 12 triples lanzados).

“Es una noche especial a muchos niveles. Intento disfrutarlo ahora, pero no es un campeonato o algo por el estilo. Ha sido un buen partido, disfrutaré de las muestras de cariño un par de horas y me prepararé para el siguiente”, dijo Fred tras el partido. Humildad ante todo.