Marius Grigonis estuvo este domingo en los micrófonos de Tirando a Fallar hablando de la temporada, su paso por España, Martin Schiller y su condición de líder en el equipo lituano.

Sobre la temporada del Zalgiris: «Me estoy sintiendo bien, pero lo más importante es que seguimos ahí cerca del Top 8. Hay varios equipos apretando. Al principio es algo más fácil, porque no hay tanto scouting, pero ahora ya hay que subir el nivel».

Cambiar de Jasikevicius a Schiller: «De Saras a Schiller ha cambiado todo. Antes la gente venía a ver a Saras, no al Zalgiris. Schiller es una cultura distinta, más estadounidense. Cuando me dijeron que mi entrenador iba a ser Martin Schiller no sabía quién era. Y cuando me dijeron que venía de GLeague pensé ‘madre mía’. Pero estamos muy contentos con él».

La falta de público: «Aquí en Kaunas todo el mundo vive con Zalgiris. Es una lástima que no podamos tener gente».

Baloncesto en Lituania: «Como en Barcelona el Barça o en Madrid el Real. Solo un deporte. Somos estrellas, como en la NBA. La gente quiere hablar contigo. Después de un buen partido mi Instagram echa fuego».

Fichaje por el Huesca: «Con 18 años estaba en el Zalgiris, pero no tenía oferta para seguir. Me dijeron si quería probar en LEB Oro. Pregunté qué donde era eso. Me dijeron que en España, en Huesca. Y dije ‘vamos’. En España no mucha gente habla inglés, así que los primeros días no fueron fáciles, pero luego la gente era muy amable y fue todo muy bien. Recuerdo que los primeros entrenos eran corriendo por la montaña, sufrí un poco».

LEB, Manresa, Tenerife…: «Tenía claro que debía ir poco a poco. Creo que por ese motivo soy ahora un jugador más completo».

Sobre su futuro: «Tengo contrato con el Zalgiris, no quiero pensar mucho en eso la verdad. Tengo amigos que me envían artículos y tal… pero prefiero no leerlos mucho».

¿Candidatos a la Euroliga?: «Creo que el Barça puede ganar con esta plantilla y Saras. Creo que CSKA sin Milutinov pierde un poco pero estará en la Final Four creo. Madrid siempre está ahí, Fenerbahce está jugando ahora muy bien, Efes… Y Zalgiris, claro».