El seis veces All-StarBlake Griffin (31 años), tiene las horas contadas en los Pistons. La noticia se ha hecho pública a través de la propia franquicia de Michigan (vía ESPN). Desde la gerencia de Detroit se ha comunicado que la continuidad de Griffin en la plantilla se ha terminado, por lo que se le buscará una rápida solución que puede acabar en traspaso inminente.

Por lo tanto, los agentes del jugador ya se han puesto en marcha para acordar una salida que favorezca a los intereses de su representado. Blake Griffin llegó traspasado a la ‘Motown’ en la temporada 2017-2018 como una estrella capaz de devolver la ilusión a unos Pistons en reconstrucción. Tres años después, el resultado global de su periplo en Detroit es bastante desolador, sobre todo el último año y medio. Griffin ha decaído físicamente al igual que sus números y su importancia sobre el parqué ha disminuido hasta el punto de estar haciendo los peores registros de su carrera.

Además, el proyecto que buscan los Pistons pasa por rejuvenecer la plantilla y darle una vuelta de tuerca con rondas de Draft y jugadores prometedores de corta edad, unos requisitos que Blake Griffin no cumple. La cuestión es donde acabará el Cyborg. Posiblemente muchas franquicias con aspiraciones al anillo quieran darle un papel secundario en el roster, aunque el sueldo que percibe es desorbitado (36 millones anuales hasta junio de 2022) y eso puede generar reticencias en un posible traspaso.

Está por ver donde termina el ex de los Clippers lo que resta de campaña. No se descarta la opción de buy-out todavía.