Mayúscula exhibición de Damian Lillard esta madrugada en el triunfo de los Blazers ante los Pelicans (126-124).

Lillard anotó 43 puntos, incluyendo un determinante 2+1 que decantó la balanza en favor de los de Oregon. Además, el base repartió 16 asistencias. Es el quinto jugador en la historia que logra estas cifras en un partido.

Una vez más fue decisivo en el «clutch» (últimos cinco minutos de partido). Sus datos ahí son escandalosos.

Con este triunfo ante los Pelicans, los Blazers suman 6 victorias seguidas y son cuartos en el Oeste con un balance de 18-10. Desde que no están CJ McCollum y Nurkic, Lillard promedia 35,6 puntos y 8,6 asistencias con un 43% en tiros de campo.

Un animal.