El 8 de julio de 2019 los New York Knicks anunciaban el fichaje de Julius Randle. El ala-pívot firmó tres temporadas por 62 millones de dólares, un contrato que a muchos pareció excesivo. Sin embargo esta temporada las dudas se han disipado y la puesta en escena de Randle ha influido en ello. El ex de Kentucky ha dado un paso al frente que pocos esperaban a sus 26 años, siendo actualmente la estrella de unos Knicks aspirantes a entrar en los Playoffs tras ocho años en la penumbra.

Randle; de salir traspasado a posible ‘All-Star’

La meteórica irrupción de Julius Randle ha llegado en un momento inesperado, el ala-pívot ha dado un vuelco a su carrera y se codea con los mejores jugadores de la liga. Para ilustrarlo un poco, Randle promedia más puntos que Anthony Davis, más rebotes que Joel Embiid y su porcentaje de triples es mejor que el de Damian Lillard. Son motivos suficientes para considerar al ex de LakersPelicans como un All-Star en ciernes.

Hay que recordar que los propios Knicks estuvieron tentados a traspasarle la temporada pasada. Por suerte para la franquicia no llegó a producirse ningún movimiento y se pueden poner la medalla por mantener a Randle en sus filas siendo ahora el estandarte del conjunto neoyorquino. Otro caso como el de Porzingis no se podían permitir. El letón fue el último integrante de los Knicks que acudió a un All-Star en la campaña 2017-2018.

Explosión numérica

Sus estadísticas han mejorado exponencialmente en absolutamente todos los registros. El ’30’ de los Knicks está aportando 23.2 puntos10.9 rebotes5.5 asistencias y los porcentajes en el tiro son los mejores de su trayectoria NBA (48% en tiros de campo, 40% en triples y 80% en tiros libres).

Impresiona mucho el hecho de su acierto desde la línea de tres, ya que Randle nunca ha sido un gran tirador desde la larga distancia. Ese es sin duda uno de los puntos a tener en cuenta en su mejoría, la capacidad de adaptación al juego que se desarrolla actualmente en la NBA que ha tenido. Ha pasado de utilizar únicamente el recurso de jugar al poste, a poner en liza un repertorio ofensivo a la altura de un All-Star. De ser un jugador precedible, Julius se ha reinventado y es un arma letal para la defensa rival.

La dura competencia de la Conferencia Este

Aunque los Knicks se mantienen en puestos de Playoffs, la competencia en la posición que ocupa Randle es bastante amplia. En la lista de posibles suplentes para el All-Star entrarían Bam Adebayo (Miami Heat)Tobias Harris (Philadelphia 76ers), Domantas Sabonis (Indiana Pacers) o Khris Middleton (Milwaukee Bucks) entre otros. La disputa puede estar bastante igualada y sería una pena que alguno de estos se quede sin ser escogido para el partido de las estrellas. Actualmente, tras el segundo recuento de votaciones, Randle es el octavo jugador más votado en su posición con cerca de 400.000 votos.

¿Será el año perfecto de Julius Randle y sus New York Knicks?