Valencia Basket sumó su 13ª victoria en la Euroliga a costa de un Real Madrid que siempre fue a remolque. Los de la capital del Turia llegaron a tener veinte tantos de ventaja y estuvieron liderados por un Van Rossom estelar.

Recital del Valencia Basket en el primer tiempo

El inicio del partido fue favorable para Valencia Basket. Los de Ponsarnau, impusieron un alto nivel defensivo para poder jugar en transición. Derrick Williams volvió de su exilio a gran nivel. Pero el líder fue Marinkovic, que tuvo un espectacular duelo de tiradores contra Jaycee Carroll (12 y 15 puntos respectivamente). En el Real Madrid solo anotaron Tavares y Carroll en todo el cuarto y Valencia ganó el parcial por 29 a 21.

El segundo periodo mantuvo la dinámica del primero. Los ‘taronjas’, organizados meticulosamente por Van Rossom, encontraban tiros liberados con demasiada facilidad. El Madrid no conseguía encontrar su ritmo ofensivo y su rival aumentaba cada posesión la diferencia. Un triple final de Prepelic dejó la renta en veinte tantos a favor de los suyos (55-35).

Van Rossom se aprovechó de un Madrid errático

Tras volver de los vestuarios el Madrid reaccionó, aprovechando los bloqueos de Tavares. El Valencia Basket se sostenía gracias a un partido encomiable de Van Rossom. Pero cuando los de Ponsarnau aumentaron la intensidad atrás, los blancos volvieron a nublarse. Valencia devolvió la diferencia hasta los veinte, que finalmente fueron diecinueve tras anotar Alocén un tiro libre (71-52).

Valencia Basket entró a los últimos diez minutos con la misma intensidad que en el resto del partido. Josep Puerto colocó un taponazo y su equipo llegó a la máxima diferencia de ventaja (21). Los de Laso intentaron recortar, pero Tobey anotó un triple que cortó la dinámica de forma radical. A partir de ahí, fue intercambio de canastas que de nada servía a los blancos. Abalde maquilló el marcador en los minutos finales con tres triples para dejar el final 89-78.

El mejor del encuentro fue Sam Van Rossom (16-8), aunque otros cuatro jugadores de Valencia Basket acabaron en dobles figuras de anotación. Por parte del Madrid, la dupla Carroll (20) y Tavares (11-9) resultó insuficiente.