El Real Madrid volvió a ganar en Euroliga después de imponerse 70-58 al Zalgiris Kaunas. Los de Laso, liderados por Gabi Deck, impusieron un gran nivel defensivo, demasiado para los lituanos, que echaron de menos a Marius Grigonis. El Real Madrid no lanzó ningún tiro libre en todo el partido.

Partido marcado por las defensas

El partido comenzó con un Zalgiris entonado. Pero el Madrid impuso, acto seguido, un gran nivel defensivo para nublar el ataque de su rival. Los blancos anotaban desde el triple con facilidad, especialmente Laprovittola. El parcial se extendió hasta el 19-4. Un triple final de Jankunas acercó a los suyos al término del primer cuarto (21-13).

En el segundo parcial, ambos equipos salieron erráticos y pasaron tres minutos sin que nadie anotara. Carroll acabó con la sequía como mejor sabe hacer; con un triple tras salir de bloqueo. Tras esto, Zalgiris se acercó con dos triples tras pick&pop de Nigel Hayes. El Real Madrid volvió a estirar la ventaja, pero los lituanos se aferraron a Thomas Walkup para volver a igualar el encuentro. La primera parte finalizó 36-31 para los de Laso.

El Madrid dinamitó desde el triple

El tercer cuarto arrancó de forma muy similar al segundo. Era muy difícil anotar. Zalgiris aprovechó las pérdidas de su rival y se colocó a tan solo un punto. Los blancos reaccionaron, tras un tiempo muerto solicitado por Laso, con dos triples de Gabi Deck. Alocén cerró el parcial con un tiro de media distancia que puso el 51-42, con lo que se entró a los últimos diez minutos.

En el último periodo, los de Laso no dieron opción a Zalgiris. El acierto desde el triple fue devastador. Los de Schiller estuvieron nublados en ataque durante todo el partido. Grigonis no apareció. El Real Madrid volvió a la senda de la victoria con el definitivo 70-58.

En el Real Madrid, Gabi Deck fue el mejor con 14 tantos y 6 rebotes. Carroll y Thompkins también aportaron 12 puntos cada uno. Paulius Jankunas con 13 y 6 capturas fue de lo poco salvable del conjunto lituano.