Los Golden State Warriors superaron esta madrugada a los Utah Jazz (131-119) con 32 puntos de Stephen Curry.

Curry anotó 6 de los 9 triples que intentó, capturó 5 rebotes y repartió 9 asistencias en los 36 minutos que estuvo en pista. Una actuación notable que culminó con una preciosa bandeja-bomba por encima de Gobert.

Junto a Steph hay que destacar, sin duda, a Draymond Green, autor de un triple-doble (11+12+12). No se entiende a los Warriors sin su productividad en pista.

En los Jazz, Rudy Gobert firmó un monstruoso pero insuficiente doble-doble (24 puntos y ¡28! reboteS).