El FC Barcelona derrocó a Armani Milano como visitante por 56-72 con un partido casi perfecto en defensa y un gran Nikola Mirotic. La intensidad del Barça ahogó a los de Messina, que acabaron con un tanteo que rozó el ridículo de no ser por unos buenos minutos finales. Los culés, un paso más cerca de acabar la fase regular como primeros.

El Barça aumenta su ventaja al final de la primera mitad

El Barça comenzó el partido con mucha intensidad atrás. A base de presionar las líneas de pase y lanzar contraataques, los azulgranas tomaron el mando. Oriola y Davies estuvieron muy entonados en el primer parcial. Milano reaccionó aprovechando las pérdidas de balón de su rival y aminoró la desventaja, aunque los italianos no fueron capaces de acabar el cuarto por delante (12-15).

Los de Messina dieron la vuelta al marcador con un gran movimiento de balón que provocó que el Barcelona entrara en bonus muy rápido. Pero los de la ciudad condal disiparon las dudas del inicio del arranque del periodo. El despertar de Mirotic amainó el vendaval milanista y los suyos volvieron a tener el dominio. Un tiro final de Cory Higgins, desde la media distancia, colocó la máxima antes de que ambos equipos se retiraran a los vestuarios, con un 29-38.

Recital de los culés en el último cuarto para sentenciar

La segunda parte se inició con el dúo CalathesMirotic sosteniendo al Barça ante un Milano muy entonado. El intercambio de golpes de nada servía a los lombardos. Hanga registró una nueva máxima diferencia para los suyos tras anotar cinco tantos consecutivos. Los culés resistieron hasta el final del cuarto sin bajar de los dos dígitos de ventaja y se fueron a los últimos diez minutos venciendo por 44 a 55.

En el periodo final, se jugó al ritmo de Calathes. El cerebro griego asistió, dividió y leyó el juego con la serenidad que acostumbra. Los de Jasikevicius rompieron el partido en los primeros compases del cuarto. El Barça fue un tsunami gracias a una defensa asfixiante y una circulación de balón soberbia. Moraschini mitigó el arreón de los visitantes y maquilló, aunque no de manera despampanante, el marcador. Los culés asaltaron Milán y ganaron 56-72.

El mejor jugador del encuentro fue Niko Mirotic con 15 tantos y 22 de valoración. Calathes, pese a no conseguir anotar, dio 11 pases de canasta. Hanga también aportó 11 puntos. En el conjunto italiano, Shavon Shields fue el único que alcanzó la decena de puntos, 10 tantos justos.

https://twitter.com/DAZN_ES/status/1373022684133613569?s=20

HIGHLIGHTS