Hoy es un día triste para el mundo del baloncesto desde que se ha conocido la muerte del Hall of Fame Elgin Baylor. El fabuloso jugador, que brilló en la década de los sesenta y setenta, ha fallecido a los 86 años por causas naturales.

Baylor representó a los Minneapolis Lakers y más tarde en su mudanza a la ciudad de Los Ángeles durante toda su carrera (1958-1971). Fue elegido para el All-Star en 11 ocasiones, además de estar 10 veces en el mejor quinteto de la liga y ostentar el récord de más puntos en una Final de la NBA (61).

Su paso por la Universidad de Seattle le lanzó a ser la primera elección del Draft de 1958 y seguidamente ser el ‘rookie’ del año en la NBAElgin Baylor fue un avanzado a su tiempo, un excelente deportista que muchos catalogan como la versión predecesora de los Michael JordanKobe Bryant. Un alero versátil, capaz de postear y de anotar desde cualquier lugar de la cancha. En 1977 entró al selecto grupo del Salón de la Fama, incluso sin haber logrado ningún anillo de campeón, una muestra clara de lo que significó Baylor para el baloncesto del siglo XX. Su número, el 22, también fue retirado por la franquicia de los Lakers e ingresó en la lista de los 50 mejores jugadores de la historia.

Descanse en paz, sus hitos y su aportación al baloncesto seguirán en nuestra memoria.