Valencia Basket se lleva un partido decisivo en la lucha por los playoff de la Euroliga al vencer al Bayern Munich por 83-76. Con un Mike Tobey estelar, pese a llegar con molestias, los valencianos se mantienen con opciones al vencer a un rival directo (pese a no lograr llevarse el basket average). 

Valencia Basket estuvo a la altura de la situación

Ambos equipos arrancaron con un gran acierto. Pero los valencianos eran conscientes de la importancia de el partido y tomaron la iniciativa. Con una gran circulación de balón y un porcentaje muy elevado desde el triple, Vives lideró a los suyos hasta alcanzar una ventaja superior a diez puntos. Los visitantes reaccionaron gracias un Jalen Reynolds que salió hiperactivo desde el banquillo. Un triple inverosímil de Sastre dejó la ventaja de los suyos en siete (26-19) al finalizar el primer cuarto.

Valencia Basket no se relajo en el segundo periodo. Dubljevic produjo desde cerca del aro, así como también lo hizo Mike Tobey al sustituirlo (con algún alley-oop marca de la casa). Los de Trinchieri no fueron capaces de aguantar el ritmo de los locales, que pusieron una máxima de trece puntos. Unos últimos minutos de nerviosismo por parte de ambos equipos no nublaron unos diez minutos espectaculares de los ‘taronjas’, que acabaron la primera mitad con una cómoda ventaja (46-33).

Los locales se reponen de un mal tercer cuarto para lograr la victoria

El Bayern Munich subió sus prestaciones tras volver de los vestuarios, pero los de Ponsarnau no quitaron el pie del acelerador y, con un gran Mike Tobey, mantuvieron la ventaja. Lucic asumió los galones que se le presuponen para acercar a su equipo y bajar de los dos dígitos de desventaja. Los alemanes tardaron en despertar, pero consiguieron ponerse cinco por delante con un parcial de 0-14. Los muniqueses aún aumentaron la ventaja hasta ocho, pero un triple final de ‘Dubi‘ puso un tanteo de 58-63, con el que llegaron al último cuarto.

Valencia Basket empató el encuentro sin demora y dejó atrás el mal juego del periodo anterior. Esto no afectó a la moral del Bayern, que siguió desplegando una defensa asfixiante, en la que basó su ofensiva. La intensidad de ambos equipos fue digna de la importancia del partido, y se mantuvo la igualdad. Tobey no estaba por la labor de caer derrotado y, desde la pintura, colocó a los suyos ocho arriba. El poderío interior local hizo frente al talento de Baldwin y los de la capital del Turia no dejaron escapar una victoria clave. El resultado final fue de 83-76.

El mejor jugador del encuentro fue Mike Tobey. El pívot estadounidense sumó 18 puntos y 4 rebotes, con otros tres jugadores en dobles dígitos de anotación y un 9-9 de Van Rossom. Los 20 tantos y 7 capturas de Lucic y el buen final de partido de Wade Baldwin IV no fueron suficiente para que los suyos salieran victoriosos.