Luka Doncic firmó un partidazo esta madrugada en Boston, liderando el triunfo de los Mavericks ante unos Celtics en caída libre (108-113).

El esloveno rozó la perfección en una primera mitad majestuosa, anotando 24 puntos para el desespero de Brad Stevens. No había manera de detenerlo. Doncic acabaría con un total de 36 tantos, enchufando 7 de los 11 triples que intentó. Más 8 rebotes y 5 asistencias. El chico para todo.

Con este triunfo, los Mavericks se colocan séptimos en el Oeste (25-21), no tan lejos de unos Lakers que echan de menos a LeBron y Davis (30-18).