El Barça ha derrotado al Fenerbahce en Estambul (73-82), en un duelo marcado por la aparatosa lesión de tobillo de Vesely, y se asegura la primera posición de la liga regular en la penúltima jornada. Los hombres de Jasikevicius no exhibieron su mejor nivel pero fueron eficientes en la lectura y el manejo del juego. Kuric, con 16 puntos, fue el jugador azulgrana más destacado del encuentro mientras que por el lado turco los más relevantes fueron Guduric (19 puntos) y O’Quinn (17 puntos).

El primer periodo tuvo dos claros protagonistas: Vesely y Guduric. El pívot checo, pieza esencial del Fenerbahce, se fue a los vestuarios a los cinco minutos de partido, con la ayuda de los médicos, tras torcerse gravemente el tobillo por un contacto fortuito de Bolmaro en plena transición ofensiva. Las imágenes no engañan y ponen los pelos de punta. El escolta serbio, por su parte, lideró a su equipo con una gran exhibición ofensiva para mantener la igualdad en el marcador, pese al shock mental por la pérdida de la referencia en la pintura. Guduric acumuló tres penetraciones con 2+1 y acabó el cuarto con 11 puntos (25-26).

En el segundo asalto el Barça cogió ventaja con una magistral dirección de juego de Calathes y un pletórico Kuric, que acumuló 4/4 en triples en la primera mitad y se fue al descanso con 14 puntos (42-47). El periodo duró más de los habitual por problemas en el marcador electrónico y se detuvo el juego durante varios minutos que se hicieron muy largos.

En la reanudación se desencadenó un festival de triples en ambos lados de la pista y O’Quinn, con una exquisita muñeca, se confirmó como la referencia de altura del Fenerbahce por la ausencia de Vesely. Westermann aprovechó su oportunidad para conceder descanso a Calathes y fue vital para dar oxígeno al Barça con dos triples en el tramo final del tercer periodo (58-62).

En el último asalto el Barça pudo despegarse de su rival con una defensa eficiente y un juego más coral en ataque. Westermann y Hanga protagonizaron la jugada del partido con un alley-oop de bella factura y por fin se veía disfrutar a los hombres de Saras tras un choque incómodo y muy negativo para el equipo local por la lesión de Vesely (73-82).