El Club Joventut de Badalona volvió a la senda de la victoria tras superar al Valencia Basket por 89-102 en un gran partido de todo el equipo. Los ‘taronjas’, por su parte, llegarán tras una dura derrota en competición doméstica a su gran final en Euroliga ante Baskonia, también en ‘La Fonteta’.

Joventut comienza mandando

Joel Parra abrió el marcador con una gran penetración, atacando el pie contrario de su defensor. Desde el principio, los de Carles Durán tuvieron la iniciativa con un gran Pau Ribas, solo contestado por los triples de Mike Tobey. El acierto exterior de la ‘Penya‘ se tradujo en una ventaja superior a los cinco puntos durante casi todo el periodo. Un buen final de la segunda unidad local dejó el marcador en 21-24 de cara al segundo cuarto.

Los de Badalona mantuvieron un gran nivel en el inicio del segundo parcial. El bonus de los visitantes en menos de dos minutos jugados permitió a Valencia Basket adelantar, y el acierto exterior de Prepelic y Kalinic les colocó por delante. Pese a ese buen tramo del conjunto ‘taronja’, el buen hacer de Brodziansky y Birgander significó una nueva alternancia en el marcador. Al descanso el tanteo fue de 43-47, luego de una canasta al poste de Dubljevic.

El juego coral certifica la victoria visitante

Tras volver de los vestuarios, el Joventut encontró buenas situaciones para anotar y aumentar la ventaja hasta los dos dígitos. Por si fuera poco castigo, un dos más uno de Joel Parra supuso la cuarta personal de Kalinic con más de quince minutos por disputarse. Una técnica para cada equipo cambió la dinámica del encuentro, haciéndolo mucho más trabado y físico. Van Rossom tomó las riendas de los locales para tratar de aminorar la desventaja, pero Morgan hizo lo propio para mantener a los suyos a la cabeza. El partido entró al último cuarto con un marcador de 62-71.

Labeyrie fue el hombre del inicio del periodo final en ambos lados de la cancha, pero los verdinegros continuaron implacables y una máxima de catorce tantos forzó el tiempo muerto local. Ni siquiera así se relajó la ‘Penya‘, que aumentó hasta los veinte su ventaja gracias a la conexión DimitrijevicTomic. Un gran final de partido de Shawn Dawson puso el broche a la victoria de Joventut a pesar del buen final de Kalinic y Van Rossom. Al final del partido, el electrónico reflejaba un 89-102.

El juego coral del conjunto verdinegro no permite destacar a un jugador en especial. Hasta siete jugadores superaron los diez puntos, siendo Pau Ribas el máximo anotador con 17. Por parte de Valencia Basket, otros cinco jugadores tuvieron dobles dígitos en anotación, siendo Kalinic el líder (14).