Barça y Bayern se han enfrentado en la última jornada de la Euroliga con todo el protagonismo para Pau Gasol por su retorno a las canchas tras dos años y un mes alejado de ellas.

Jasikevicius optó por no convocar a Mirotic, Higgins y Oriola, tres piezas fundamentales del equipo, para así darles descanso al ya tener asegurada la primera plaza de la clasificación. Con este panorama el Barça mostró su peor versión de la temporada, muy errático en ataque y sin exhibir su ejemplar intensidad defensiva. El Bayern, por contra, realizó un gran partido con mucha más intensidad y determinación que su rival para llevarse una victoria muy trabajada (72-82). Reynolds (26 puntos) se mostró intratable en el poste bajo y firmó una actuación espectacular con Baldwin (18 puntos) dirigiendo la orquesta a las mil maravillas. Saras también reservó mucho a Calathes, que solo jugó cuando lo hizo Gasol, y los máximos anotadores azulgranas fueron Bolmaro y Westermann con 12 puntos cada uno.

Pau Gasol pisó la pista de inicio, incluido en el cinco titular, y ganó el salto inicial para empezar un partido histórico. Otra vez vestido de blaugrana, con 40 años y 20 años después de su viaje glorioso a la NBA. El pívot catalán se estrenó con un tiro lejano de dos puntos tras recibir un bloqueo ciego que le permitió tirar libre de marca. Calathes lo buscó en los cinco de los seis primeros ataques, la consigna era clara, y el de Sant Boi lo aprovechó para irse al banquillo con seis puntos (3/5 en tiros de campo) en 4 minutos y 23 segundos de juego. Por la otra parte, el Bayern se jugaba quedar entre los cuatro primeros para el playoff y se mostró más intenso que su rival en un inicio de partido donde todas las miradas iban dirigidas a Gasol (22-29).

En el segundo asalto el Bayern siguió mandando en el marcador con un Jalen Reynolds espectacular. El pívot norteamericano dominó en la pintura, también se atrevió con tiros lejanos, y se fue al descanso con 14 puntos en un final de cuarto singular en el que Pau se enfureció consigo mismo tras fallar debajo del aro en dos ocasiones consecutivas (37-43).

En la reanudación siguió la misma dinámica: el Bayern mandaba y Reynolds seguía con su particular exhibición. Los alemanes se mostraban más consistentes que su rival pero no conseguían despegarse de un Barça con ausencias muy importantes y con un Leo Westermann aprovechando su oportunidad en la pista. Gasol volvió a disfrutar de minutos y se fue hasta los 9 puntos con 13 minutos de juego entre los tres periodos (55-60).

En el último asalto pudimos disfrutar de auténticos minutos de show time en los dos lados de la cancha, con mates espectaculares, pero el Bayern seguía con la iniciativa ante un Barça muy errático. Baldwin dominó la situación a la perfección, movió el balón a su antojo y protagonizó penetraciones imparables mientras el Barça se dejaba llevar por la dinámica de la derrota. Gasol no volvió a pisar el parquet, Reynolds dejó el Palau aún más silenciado tras un mate atronador en los instantes finales y el Bayern firmó una victoria muy valiosa ante el líder de la competición (72-82).

La actuación de Pau Gasol

HIGHLIGHTS