El Zenit San Petersburgo logró sorprender al Barça en el Palau por 74 a 76 y recupera el factor cancha. Los rusos, con un estelar Kevin Pangos al timón, no tuvieron rival en la primera mitad y pudieron sacar una victoria de mucho mérito pese al esfuerzo culé en el segundo tiempo. La serie seguirá en campo azulgrana el viernes, con los de Jasikevicius obligados a ganar para mantenerse con opciones.  

El Zenit fue un tsunami en el segundo cuarto

La primera canasta corrió a cargo de Calathes, respondida acto seguido por Kevin Pangos. El canadiense no se dejó amedrentar por su ex equipo y asumió, por enésima vez, el liderazgo de los suyos. Los rusos salieron lanzados y consiguieron las primeras ventajas del encuentro. El Barça cambió la dinámica del cuarto con la entrada de Brandon Davies y se colocó por delante con un buen parcial. Los culés no cerraron el parcial de la mejor manera y los visitantes igualaron el marcador (21-21).

El Zenit arrancó, otra vez, como una locomotora y recuperó la ventaja del periodo anterior, además de forzar el tiempo muerto del técnico blaugrana. Tras casi tres minutos sin anotar, Kuric rompió el hielo con un dos más uno, pero no evitó la respuesta instantánea de Zubkov. La distancia de los de Xavi Pascual aumentó hasta los dos dígitos gracias a los triples de Baron y el recital de Pangos. Un triple final de Cory Higgins maquilló un marcador que llegó al descanso 34-48.

Los rusos sobrevivieron al asedio blaugrana

El Barcelona volvió de vestuarios con una mayor agresividad en ambos lados de la cancha que le permitió aminorar la desventaja. Los de la ciudad condal se situaron en un abrir y cerrar de ojos a menos de diez tantos con un gran Víctor Claver ocupando el hueco de Abrines en el quinteto predilecto de Saras. Pese al gran arranque, un gran final de los de San Petersburgo y, en especial, de KC Rivers privó a los locales de culminar la remontada en un tercer cuarto que acabó 54-61.

Kuric abrió el último parcial como nos tiene acostumbrados; desde la línea de tres. El de Indiana fue el baluarte anotador de su equipo, replicando a un gran Will Thomas. Los rusos se negaban a perder la ventaja que tanto esfuerzo les había costado. Los minutos pasaban y el Barça no lograba ponerse por delante. Ambos equipos se castigaron mutuamente desde el rebote ofensivo. Higgins empató el encuentro a falta de dos minutos. Davies y Pangos se anularon los triples entre sí.

Un omnipresente Brandon Davies puso por delante a los suyos por primera vez desde el primer cuarto, pero Rivers no permitió que la alegría durara mucho tiempo, convirtiendo su tercer triple a falta de 45 segundos. ‘Rambo‘ volvió a poner las tablas con otro rebote ofensivo, el sexto en su cuenta particular. Pangos, con una bandeja con la izquierda, colocó al Zenit dos arriba. Los de Jasikevicius tenían diez segundos para forzar la prórroga o ganar. Higgins erró el triple y los rusos se llevaron la victoria.

El mejor jugador del partido fue Kevin Pangos, con 19 puntos y 9 asistencias, para 33 de valoración. 12 de Will Thomas y 11 de KC Rivers fueron la mejor ayuda para el canadiense. Por parte de los locales, Brandon Davies con 18 tantos y 9 capturas fue el mejor de los azulgranas, con un buen nivel de Higgins (14) y Kuric (13).