El Zenit se ha comido al Barça (74-61), en el cuarto partido de la serie de cuartos de final, con un Kevin Pangos estelar (22 puntos y 8 asistencias) y fuerza el quinto y definitivo encuentro del playoff que se jugará en Barcelona para dirimir quién accede a la Final Four. Mirotic ha estado desaparecido en combate y Brandon Davies se ha mostrado irreconocible. Los hombres de Jasikevicius han estado superados por su rival desde el primer minuto y Xavi Pascual ha vuelto a dar un golpe sobre la mesa para demostrar que es un excelente estratega.

La primera parte fue un auténtico baño del Zenit a nivel táctico y mental. El equipo de Pascual salió a la pista mucho más duro que su rival, con una defensa que anuló por completo a los blaugranas y una intensidad mucho más alta que su contrincante. Poythress marcó la diferencia en los primeros compases mientras el Barça lo fallaba todo en ataque (8/23 en tiros de 2 en los dos primeros periodos). Parecía que los pupilos de Jasikevicius no se jugaran nada y se mostraron negados en todos los aspectos del juego. Aún así había esperanza porque tan solo se fueron al descanso con 10 puntos de desventaja (36-26).

En la reanudación siguió la misma dinámica y Pangos fue el amo y señor del tercer periodo, hacía lo que quería dominando la situación a su antojo. Anotó triples cruciales y penetró una y otra vez hasta la cocina sin oposición. El Barça seguía igual que en la primera parte o incluso peor. Los azulgranas continuaban negados en ataque, no les entraba nada y la cara de circunstancias de Jasikevicius lo decía todo. Tarik Black también hizo mucho daño cogiendo rebotes ofensivos y anotando dentro de la pintura (58-38).

En el último asalto todo parecía ya sentenciado, y así fue, no hubo sorpresas. Los rusos manejaron bien la ventaja adquirida en los tres primeros cuartos y el peor Barça de la temporada apenas maquilló el resultado final para perder el partido por menos de 20 puntos de diferencia (74-61).

Este martes, en el Palau Blaugrana, se dictará sentencia y el que gane irá a la Final Four de Colonia.