El Lenovo Tenerife cayó a las primeras de cambio en la F8 de la Basketball Champions League. Los aurinegros perdieron en la prórroga ante el SIG Strasbourg por 86-88.

Los de Txus Vidorreta empezaron bien el partido, con un Marcelinho Huertas que marcó el ritmo cómo y cuándo quiso. El brasileño fue el autor de la última canasta antes del descanso, inverosímil, que puso el 44-34 en el marcador. Atinaban Doornekamp y Yusta desde más allá del arco.

Se la prometían muy felices en Tenerife, sobre todo al mantener la renta en los primeros minutos del 3Q (54-44). Sin embargo, los franceses reaccionaron y voltearon la contienda (54-56).

La igualdad se mantuvo en los últimos minutos, teniendo Jefferson un tiro para que Strasbourg ganara, pero falló y el choque se fue a la prórroga con empate a 73. En el tiempo extra, un rebote ofensivo condenó finalmente a Tenerife.