Nos sentamos tranquilamente para charlar con Oriol Comas, ayudante de Paco Olmos en el Fuerza Regia de Monterrey y en la selección mexicana.

Más allá del baloncesto ¿Cómo es la vida personal y profesional en México?

No tiene demasiada diferencia de cualquier liga profesional en tu día a día ya que al final vives entre pabellones, hoteles y viajes… Sí que es cierto que cuando no ha habido covid siempre encuentras algún momento para conocer un poco la zona del país dónde estás viviéndola con la gente de tu entorno y sobretodo en fuerza regia donde el  staff es como una familia. Pero el último año al estar en burbuja hemos vivido en un control mucho mayor.

Ya con la experiencia de 3 temporadas allí ¿Cómo es el baloncesto en México? 

Hay que tener en cuenta que la LNBP es una liga que tiene una exigencia brutal para todos, muy en línea al calendario de la NBA, ya que hablamos de 2-4 partidos a la semana con partidos en días consecutivos y viajes muy largos a las espaldas. El volumen de trabajo para todos es altísimo en muy poco tiempo, así que el nivel de calidad de tu trabajo y tener las ideas muy claras marca la diferencia entre ganar o no debido al poco margen de error que tienes. 

La LNBP es de mayor ritmo que la ACB. Como en Europa o en la NBA, los entrenadores también tienden a priorizar antes el objetivo del set y hay un mayor uso del tiro de tres puntos con el paso de las temporadas. En la liga hay jugadores de primer nivel de muchos países: argentinos, puertorriqueños, norte americanos… Y lógicamente, una gran base de mexicanos que son el núcleo de la liga. 

Si te tuviera que decir las mejores ligas profesionales de américa más allá de la NBA para la gente que no conoce mucho de estos países serian: Brasil, México y Argentina.

 Habéis sido los campeones de México, ¿Cómo ha ido la temporada?

Empezamos con problemas de ritmo y engranaje, ya que solamente hicimos la mitad de pretemporada que nuestros rivales. También se nos sumaron varias lesiones de nuestros hombres grandes. Pero nos supimos mover rápido y además conseguimos que los nuevos jugadores se adaptarán fácilmente. 

Durante el transcurso de la liga regular fuimos evolucionando poco a poco en nuestras normas, conceptos de juego… Y cuando llegamos al playoff estuvimos a nuestro mejor nivel.

Los playoff fueron muy duros, ya que jugamos otro año con el factor cancha en contra. En las semifinales de conferencia ganamos 2-0 contra Dorados de Chihuahua. Después, en las finales de conferencia contra Mineros de Zacatecas, equipo de mayor presupuesto que nosotros, volvimos a ganar 2-0. Y la final tras perder el primer partido giramos la serie hasta el 3-1 con Aguacateros de Michoacán el equipo favorito por roster de jugadores y presupuesto. 

 En las dos últimas temporadas Fuerza Regia ha llegado a la final, ¿Cómo se consigue?

¡Pregúntale a Paco Olmos! Ya no solo eso, si no lo digo mal lleva 3 títulos en 5 temporadas en una franquicia que nunca había ganado nada. Es espectacular el cambio que ha dado Monterrey, lógicamente de la mano de un club, sponsors, directivos que hacen que todo funcione. 

Yo en mis dos temporadas con Monterrey llevo dos finales y un título. Y si algo destacaría de estos dos años es el nivel de preparación. Al final, la liga regular se juega por series de 2 partidos en casa o fuera, como si de un playoff se tratara, así que  los ajustes que hagas o anticipes que te harán para el segundo juego son claves. 

El año pasado tuvisteis a Marcos Delia que estuvo en la ACB por ejemplo, ¿Qué jugadores destacan en la liga?

Destacaría muchos… Marcos Delia fue un placer entrenarle, excelente persona y muy inteligente sin balón. Este año tuvimos a la dupla argentina Nico Romano y Penka Aguirre, ambos hicieron una gran temporada mostrando su carácter en la recta final. Oderah Anosike volvió tras la temporada pasada, es un 5 muy inteligente sin balón y buen touch en tiros cortos. David Huertas, un cañón y talentazo boricua que coincidimos en ambas temporadas. David Jackson, un auténtico profesional de esto. Carlos Rivera, uno de los PG más inteligentes que he entrenado y un gran capitán dentro del vestuario… Y me dejo muchos a los que pido perdón para no aburrir!

¿Qué tal el trabajo con los jóvenes?

Físicamente, el jugador joven que hemos tenido suele estar bien. En lo que más les hemos podido ayudar es a nivel táctico. Ya que más allá del trabajo individual, entrenar con normas claras y exigiendo calidad de concepto te da un salto de calidad en la comprensión del juego. Ahora bien, no es nada fácil ya que es un proceso y más aún en una dinámica competitiva de exigencia muy alta. Pero al final, es un gustazo ver crecer a jugadores jóvenes como Joshua Ramírez, Eddie Girón, Josh Ibarra, Kelvin Jones… 

¿Qué ambiente se respira en los pabellones?

Esta última temporada por el COVID no había fans en las pistas, y se notaba… En México hay mucha pasión por el baloncesto y fácilmente se llenan pabellones. La mayoría de los equipos tienen pabellones con un aforo de 4.000 a 10.000 personas.  

¿Cómo ha afectado deportivamente el COVID allí?

Creo que fuimos la primera liga, sin formato burbuja que se hizo en el mundo. Y creo que también la primera en terminar. Se tomaron muchas medidas por parte de la LNBP. Además, también hay que destacar la labor que hizo nuestro club y nuestro equipo médico.

Es ya tu segunda temporada con Paco Olmos. Aprendizaje, experiencia…

Si hay algo que agradezco y admiro es la cuota de exigencia que marca Paco. No muchos europeos tienen éxito cruzando el atlántico, y menos aun repetidamente. Supongo que la clave es encontrar un equilibrio entre entender la cultura del jugador, la cultura del sitio dónde estás y ser capaz de aplicar tu sistema en base a tus jugadores. 

Selección absoluta de México, experiencia y reto.

Siento orgullo y agradecimiento. Cuando representas a una selección solo puedes que agradecer la oportunidad de representar a todo un país. Más allá de resultados,  si algo me gusta es como hemos conseguido mostrar esa garra que tiene el jugador Mexicano, además de dotar al equipo de un sistema claro compitiendo cara a cara contra Estados Unidos y ganando sobradamente a Puerto Rico. Ambos dos potencias del baloncesto. Y lógicamente, estamos muy orgullosos de la clasificación para la Americup.