Valencia Basket se hizo con la primera victoria de su serie ante TD Systems Baskonia por 87-86. En un partido vibrante y decidido en la última jugada, los locales supieron dar la vuelta a un mal segundo cuarto. El dúo Dubljevic (20) y Kalinic (18) resultó decisivo y superó a la pareja baskonista Henry (15) y Peters (16). La serie viaja ahora a Vitoria, donde los valencianos pueden sellar su pase a semifinales. 

Segundo cuarto demoledor de Baskonia

Valencia Basket arrancó con un gran nivel de intensidad defensiva, con Guillem Vives estrenando el marcador al contraataque. Los vitorianos se agarraron al partido gracias al talento de Pierriá Henry y mejorando en defensa con la entrada de Tonye Jekiri. Pese a ello, los locales se mantuvieron por delante, con Joan Sastre haciendo mucho daño desde las esquinas. Unos últimos minutos de desacierto de ambos equipos dejaron el tanteo en 22-18 al final del primer cuarto.

Jekiri abrió el segundo periodo con mate tras rebote ofensivo. Baskonia le dio la vuelta al marcador en un abrir y cerrar de ojos. La máxima de los azulgrana llegó con dos lanzamientos exteriores consecutivos de Peters. Klemen Prepelic se apuntó al duelo de francotiradores sin demora. Los visitantes no bajaron el ritmo e impusieron una nueva máxima diferencia, alcanzando la barrera psicológica de los dos dígitos. El electrónico no sufrió grandes cambios en los compases finales y el encuentro llegó al descanso 35-44.

Valencia Basket sabe sufrir y remonta por la mínima

El conjunto alavés retomó los dos dígitos de ventaja recién comenzado el segundo tiempo, pero Vives respondió acto seguido con otro triple. La respuesta de los ‘taronja’ fue inmediata y forzó el tiempo muerto de Dusko, que vio como la ventaja de los suyos iba cayendo en picado. Dubljevic culminó la remontada a la vuelta del parón con dos triples seguidos. El liderato volvió a los vascos y el partido se calentó con una antideportiva de Sastre. Todo quedó por decidir de cara a los diez minutos finales, a los que se llegó 60-63 luego de un fantástico tercer cuarto para el espectador.

Un triple de Polonara fue el pistoletazo de salida del último parcial. Ambos equipos afinaron sus mirillas para este periodo decisivo. Giedraitis permitió a los suyos sacarse la soga del cuello y obtener un buen colchón sobre el que trabajar. Los de la capital del Turia se antepusieron a esa brecha con un gran juego coral. Con un Kalinic omnipresente, los locales se colocaron a dos. Una canasta, con polémica, de Massenat puso cuatro arriba a los suyos a falta de dos minutos y con tiempo muerto solicitado por Ponsarnau. Con dos consecutivas de ‘Dubi‘, Valencia Basket puso las tablas y forzó un tiempo muerto, esta vez del rival.

Giedraitis puso a los suyos en cabeza, pero Labeyrie le dio la vuelta desde el triple. Henry hizo que el liderato volviera a cambiar y los locales tendrían la que parecía que sería la última jugada con uno de desventaja. Dos tiros libres de Dubljevic pusieron a Valencia en cabeza con 5″ por jugarse. Un robo de balón de Vives cuando Henry trataba de tirar dio la victoria a los locales por 87 a 86.