Valencia Basket consiguió empatar su semifinal ante el Real Madrid de forma sólida, con un 85-67. Los locales, dirigidos a la perfección por Jaume Ponsarnau se dieron un festín con Labeyrie (18, 22 de valoración) como máximo estandarte. Otros cuatro de los ‘taronjas’ alcanzaron los diez de valoración. Por parte del Madrid, Carroll (13 tantos) estuvo muy solo. Eso les hizo descolgarse muy pronto en el marcador. La serie y el pase a la final de la Liga Endesa se decidirán el jueves en el Wizink Center. 

Primera parte casi perfecta de Valencia Basket

El encuentro comenzó con Dubljevic castigando a Tavares desde la línea de tres. Ponsarnau sorprendió con la inclusión de San Emeterio en el quinteto, pero el cántabro no defraudó. Los valencianos tomaron ventaja pronto, con Carroll sosteniendo a los visitantes. El ritmo de anotación se frenó con un nivel físico muy alto de ambos equipos. Pese a ello, el Real Madrid pudo recortar con un juego veloz y un triple de Rudy Fernández. Un gran final de cuarto del conjunto local hizo que el primer parcial cayera de su lado (24-18).

Una fantástica defensa de ambos equipos en el inicio del segundo periodo retrasó la inauguración del marcador. El encargado de hacerlo fue Mike Tobey, con uno de sus alley-oops, que ya no sorprenden a nadie. El interior americano volvió a maltratar el aro, esta vez con falta incluida, para ponerla máxima de los suyos en once tantos. Los de la capital buscaron aminorar la desventaja a base de triples, pero los locales estuvieron acertadísimos para evitarlo, e incluso agrandar la brecha hasta los trece, con un espectacular Lou Labeyrie. Un increíble triple de Hermannsson sobre la bocina colocó un resultado al descanso de 44-29, con un Real Madrid totalmente descuadrado.

Los de Ponsarnau certifican una victoria de sobresaliente

Dubi‘ estrenó el electrónico en la segunda mitad. El cuadro ‘taronja’ no se apiadó del mal momento del actual campeón aunque, quitando los alley-oops de Derrick Williams, estuvo bastante errático en los minutos siguientes. Esto lo aprovecharon los de Laso para estrechar el cerco. Aunque no conseguían entrar del todo en el partido, las sensaciones de los blancos eran mucho mejores. Con un final de cuarto con decisiones arbitrales polémicas y malestar en la afición local, el Real Madrid entró en la pelea. Un final formidable de Labeyrie enfrió los ánimos de la escuadra visitante y permitió a los suyos encarar el último parcial con un resultado de 64-48.

Nikola Kalinic fue el primer anotador del último periodo. La ventaja de Valencia Basket superó los veinte tantos por primera vez en el encuentro. Los valencianistas se negaron a tener una segunda desconexión, pese a los dos triples consecutivos de Alocén. Los de la capital del Turia comenzaron a gustarse ofensivamente, y también se dieron el lujo de colocar dos buenos tapones. Los minutos finales sirvieron para dar rodaje a jóvenes como Pradilla, Núñez o Vukcevic, que estuvo muy acertado. El resultado final fue de 85 a 67 y la serie se decidirá en un todo o nada el jueves.

https://twitter.com/ACBCOM/status/1402355345947770880?s=20