Por fin comenzaron los Juegos Olímpicos, que habían debido postergarse durante el 2020. El baloncesto, desde luego, es una de las disciplinas que más entusiasmo generan, tanto en España como en el resto del mundo. Es que se trata de un deporte que despierta grandes pasiones, y cuya afición mantiene un lealtad incondicional. 

En esta competición se miden las fuerzas de los combinados nacionales más destacados de la actualidad: Estados Unidos, Francia, Australia, Argentina y, por supuesto, España, uno de los grandes favoritos. No obstante, el baloncesto se ha convertido en un deporte mucho más competitivo en los últimos tiempos, y por eso hoy en día se pueden esperar una presentación sorprendentes de equipos que, tradicionalmente, no tenían el protagonismo. 

Los doce seleccionados que compiten en este torneo están divididos en tres grupos de cuatro equipos. Cada uno tiene al menos dos naciones de la élite del deporte, por lo que incluso la fase inicial de la competición seduce con sus encuentros de alto vuelo. En este artículo te contamos quiénes son los principales candidatos a quedarse con las medallas y por qué.

Las casas de apuestas, el reflejo de las probabilidades

Si hay un espacio que indica de manera muy tangible el pronóstico del torneo, esas son las casas de apuestas. Allí se determinan visiblemente las posibilidades de cada equipo de llegar a las instancias finales del certamen. Las casas de apuestas deportivas de España tienen al baloncesto entre los deportes más populares.

Tanto el baloncesto masculino como el femenino muestran a los Estados Unidos como el principal candidato a obtener la medalla de oro. Sin embargo, la contienda será muy reñida en esta oportunidad. Así lo muestra el primer resultado del seleccionado de varones, que perdió frente a Francia su partido inaugural. En el mismo grupo compiten la República Checa e Irán. 

Las mujeres del equipo femenino estadounidense comenzaron con el pie derecho, tras vencer a Nigeria en un partido muy complicado. No solo mantienen su protagonismo internacional, sino que, luego de ver el primer encuentro, parecen reafirmar su rol de candidatas indiscutidas a quedarse con la medalla dorada.

Los seleccionados masculinos con más favoritismo

En el ámbito del baloncesto masculino, EE. UU. paga 1.10 en las principales casas de apuestas para quedarse con la competición, aunque si no levantan su nivel esta cuota puede subir. En segundo lugar viene la selección española, que presenta una cuota de 3.05 o mayor para obtener la medalla de oro. Es que el combinado de Sergio Scariolo tiene algunas figuras de primer nivel, que nada tienen que envidiarle a otros equipos. El jugador estrella es el principal anotador, Pau Gasol. Luego de su cómodo primer triunfo ante Japón, el equipo deberá medirse ante seleccionados más competitivos, como Eslovenia y Argentina, equipo al que nunca ha enfrentado en Juegos Olímpicos.

Los otros dos países que tienen grandes chances de llegar a la final son Australia y Francia. De hecho, en algunas casas de apuestas los australianos están en segundo lugar, por delante de España. Desde luego, queda un buen tramo por delante, durante el cual las cuotas se pueden modificar, pero los favoritos al oro parecen ser estos cuatro equipos.

Otras apuestas posibles indican a los ganadores de cada grupo. España tiene chances altas de quedarse con su sector: las casas de apuestas pagan alrededor de 1.75 por este mercado. De todas formas, no hay que apresurarse, pues en el mismo grupo compiten el último subcampeón mundial (Argentina) y el campeón europeo vigente (Eslovenia), lo cual les dará un buen trabajo a los jugadores de Sergio Scariolo.

Las apuestas en el baloncesto femenino

El equipo femenino estadounidense paga 1.12 si llega a obtener la medalla de oro. Por detrás viene España, con una cuota de 17.00, y más atrás Australia y Francia, con 19.00 y 21.00 respectivamente. 

La selección dirigida por Lucas Mondelo está a la busca de reafirmar lo logrado en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016, cuando se quedaron con su primera medalla en la historia, la de plata. La tarea no será fácil, pues por delante hay equipos muy duros. Todas las miradas están puestas en las mujeres estadounidenses, que dominan el deporte desde hace años. Su triunfo frente a Nigeria fue el 50mo consecutivo en Juegos Olímpicos; la última vez que perdieron fue en las semifinales de Barcelona en 1992. 

La sorpresa la ha dado Japón, cuyas deportistas le ganaron un partido dificilísimo a Francia por 74-70. También asombró Bélgica, con su triunfo 85-70 ante Australia. Esperamos más emoción en lo que resta del certamen: ¿cómo acabarán esas cuotas?