Real Betis Baloncesto — Real Madrid

    0

    Resumen

    Los grandes polos opuestos de la Liga Endesa se veían las caras en San Pablo. El Real Betis Energía Plus, único equipo de la ACB que aún no conocía la victoria en ocho jornadas, recibía al líder, un Real Madrid que solo había cedido un encuentro en las mismas jornadas. Con la novedad de un ex-blanco como Dontaye Draper en los sevillanos, sumar la primera era el objetivo de los primeros, mientras que seguir en la cúspide era la meta de los de Laso.

    Respecto a los quintetos, Óscar Quintana confiaba en Draper, Nelson, Schilb, Kelly y Anosike, mientras Pablo Laso luego de una semana frenética elegía a Campazzo, Doncic, Yusta, Tavares y Thompkins para el salto inicial. Teníamos juego en la capital hispalense.

    Los primeros compases del partido mostraban a un Betis mucho más ordenado con un denominador común: el pick&roll entre Anosike y Draper. El americano, desde el inicio, asumía el bote y las responsabilidades (8-5 min. 3). Pero lo bueno duraba poco con la segunda del base en apenas cuatro minutos. El Real Madrid en el primer periodo parecía aún cargado de piernas, motivo que aprovechaban los de Quintana para comenzar a creer con Anosike ganando la partida de inicio a Tavares (16-10 min. 6). Con chispazos de Doncic desde fuera como de costumbre y con mucho triple, el Real Madrid comenzaría a aparecer en el partido, sacando las primeras rentas sin excesivo esfuerzo (18-25 min. 9). De ahí a un parcial 2-19 que dejaba el partido tremendamente lejos del Betis en apenas diez minutos. ¿La culpa? Del triple y un Betis que no sabía por donde le venían (18-29).

    Ya en la segunda manga, más de lo mismo. El Betis sufría un bloqueo en ataque que los de Laso no hacían más que martillear. Contras tras pérdidas y un triple que comenzaba a ir para récord (marchan al final del primero con 7-10) empezaban a abrir ventajas sonrojantes con apenas quince minutos de juego (21-39 min. 13). El Madrid se gustaba, viéndose rotaciones con minutos de Radoncic tempraneros. Parecía que los de Laso tenían ya los deberes hechos (24-46 min. 16). El Betis entre Anosike y Nelson conseguía meterse en el intercambio de canastas con mucho que remar en el tramo final del cuarto, ante un Madrid un tanto relajado vista la renta. Con este panorama de poco en juego, llegaríamos al descanso, reflejando el marcador un contundente 36-53.

    A la vuelta de vestuarios la misma película. Dando salida a Taylor por primera vez en el encuentro, sería otro que se sumaría a la fiesta al inicio del tercero aumentando aún más la brecha con un 2-12 al comenzar (38-65 min. 23). Los locales no mostraban muestra alguna de encorajarse, y la tarde de sábado se estaba haciendo eterna para la afición verdiblanca. Con un Draper que salía para empezar a tomar tiros, y un Schilb que intentaba también poner puntos, casi ninguno encendía las luces en un apagón tremendo (45-74 min. 27). San Pablo aplaudía ya el recital de los de Laso, y no era para menos. Llegaríamos al final del tercero con un 50-78 final y diez minutos extra por jugar.

    En el último periodo, sería momento para el maquillaje del Betis. Primero, Golubovic asumía responsabilidades desde dentro con el objetivo de rebajar la treintena (54-82 min. 34). Pero el Madrid no andaba nada dispuesto a bajar el pistón, con minutos de Randle y Yusta para hacerse valer. Aplausos de sorna a cada canasta del Madrid y pitos a los cambios eran el cierre de la grada a un Betis que mostraba aún química de pretemporada y falta de piernas de estar en agosto. El partido se cerraría con la octava de los blancos (hoy de azul) en un partido tremendamente plácido ante un Betis que ya suma nueve jornadas cayendo. El resultado final, 63-98.

    LAS CLAVES

    1. 2-19: Así fue el parcial de la segunda mitad del primer cuarto del Real Madrid en Sevilla. De la mano de un Doncic soberbio, en un abrir y cerrar de ojos había matado el partido en San Pablo. Luego, martillear y listo ante un Betis que no supo reaccionar a los golpes blancos.
    2. El triple: Usar el triple como arma por sistema. Maciulis, Doncic y Rudy hicieron del pase extra la guadaña de un Betis que sufrió un hasta 16 triples blancos. Ver el aro como una piscina.
    3. No era rival: Por parte bética, la reacción sigue sin llegar, pero tampoco la rabia. Aguantó apenas un cuarto un partido que fuera cual fuera el rival merecía haberlo luchado mucho más y estar en partido. El 0-9 pesa como una losa, y si bien el Real Madrid no es rival de su liga, la propia Liga no para de quedarle grande jornada tras jornada.

    Información

    FechaHoraLigaTemporadaDía de partidoDuración
    18/11/20177:00 pmLiga Endesa2017-2018940'

    Real Betis Baloncesto

    Posición
     

    Real Madrid

    Posición