KD-Russ: Amor-Odio

Kevin Durant llegó a la franquicia de Oklahoma City en 2007, cuando todavía estaba situada en Seattle y se apodaba Supersonics. El alero nacido en Washington fue escogido con la elección número dos de 2007, únicamente por detrás de Greg Oden, probablemente el pívot con mayor proyección de la historia de la NCAA, aunque finalmente, su carrera se vio lastrada por las lesiones y, por desgracia, se quedó en un proyecto de jugador.

La siguiente temporada, llegó su compañero Russell Westbrook con la cuarta elección del Draft, por detrás de jugadores como Derrick Rose, Michael Beasley y OJ Mayo. En un principio, y como parecían denotar las primeras temporadas, el base surgido de la universidad de UCLA iba a ser el segunda espada de un jugador llamado a dominar la NBA y enfrentarse cuerpo a cuerpo con LeBron James, pero una lesión lo cambió todo.

westbrook-mvp-kevin-durant
Foto: NBA.com

El 27 de marzo de 2015, la franquicia de Oklahoma City informó de que Kevin Durant se iba a perder la temporada por sus problemas físicos del pie derecho tras su operación llevada a cabo el 23 de febrero, y en los Thunder, casi todos tiraron la toalla para entrar en PlayOffs, casi todos, sí, excepto una persona: Russell Westbrook. Desde que su compañero dejó de jugar por lesión, el base dio el ascenso suficiente para que gran parte del aficionado a la NBA le llegase a considerar MVP, o en su defecto, futuro MVP, promediando 31,6 puntos, 9,6 asistencias y 8,8 rebotes en 25 partidos. Finalmente, pese a la gran temporada de Westbrook aupando a sus compañeros, Oklahoma City no logró llegar a los PlayOffs, pero logró algo mejor que eso: un líder desde las sombras capaz de levantar al equipo cuando no estuviera Kevin Durant, o, porque no, incluso cuando él estuviera presente sobre la cancha.

La relación entre ambos jugadores se vio muchas veces manchada por la prensa estadounidense, que intentaba crear mal ambiente. Todo eso era mentira. Cada pretemporada, tal y como se pudo ver en el documental de Kevin Durant, tanto el alero como Russell quedaban en Los Ángeles para entrenar juntos y crecer como jugadores. Siempre estaban uno al lado del otro, ayudándose en cada momento e intentando lograr un objetivo que, probablemente, ya nunca llegará: un anillo para los Oklahoma City Thunder.

Pese a los intentos de la prensa por desestabilizarles, Russ y KD se han mostrado siempre cercanos

La temporada 2015/16 ha supuesto el fin de su relación en la cancha (que no fuera de ella). Después de realizar un gran año batiendo a San Antonio Spurs en las semifinales del Oeste, llegaron a las finales para enfrentarse a Golden State Warriors, donde acabaron cayendo después de encabezar la eliminatoria por 3-1, y donde Durant no demostró ser el líder que necesitaba la franquicia: se le vio temeroso en los últimos instantes de la eliminatoria, sin querer jugarse el tiro, mientras Westbrook, pese a estar fallón, no dudaba en buscar la mejor opción o bien jugarse él el tiro decisivo.

westbrook-y-durant
Foto: Thunder.com

Lejos de querer continuar la andadura para la ciudad que le ha dado todo como jugador, Kevin Durant ha decidido unirse a la franquicia que le ha quitado el sueño de conseguir un anillo para Oklahoma City. Ahora, Russell Westbrook está solo ante el peligro, en una franquicia que podría intentar una nueva reconstrucción.

Aleix García (@AleixG7)