CSKA de Moscú

    0

    El frio de Moscú regresa a la mejor competición europea de baloncesto. Se han ido jugadores clave, pero han llegado grandes estrellas, talentos futuros y siguen los de siempre, la columna vertebral. En Rusia se hacen las cosas bien, y lo demuestran cada temporada con los equipazos que hacen.

    No todo sigue igual en Moscú. El CSKA siempre ha destacado por sus grandes equipos y pese a perder sus grandes estrellas, los sustituye para conseguir que el juego siga igual. Sigue Dimitris Itoudis, un entrenador que da identidad a los moscovitas, algo nunca visto desde la época de Messina. Un juego rápido por fuera, con mucho movimiento y presionando bajo los tableros. Itoudis no cambia.

    Pero si cambian los jugadores y hay que decirlo: el adiós de Milos Teodosic ha hecho daño. Su sueño de la NBA se cumple y cruza el charco, perdemos su estlio de juego, su rapidez, su tiro. Pero tranquilos, que el sustituto viene de allí y lo conocemos bien. La similitud que tienen Milos y Sergio Rodríguez hace que la magia no se pierda, regresa el Chacho a la Euroliga en su segunda juventud, el espectáculo está asegurado.

    Sin embargo, no es el único base. El salto de Leo Westermann ha llegado a Moscú. El joven base francés saltó a Kaunas y cumplió y ahora llega su oportunidad de hacerse un hueco entre los mejores bases de Europa. Junto a él, tiene aleros de ensueño: Cory Higgins, Nando de Colo, Vitaly Fridzon y otra llegada, la de Will Clyburn. Un jugador que puede ser alero o pívot, tirador, con una defensa muy buena y una capacidad física envidiable.

    Por dentro, pocos cambios, siguen los de siempre. La juventud de Andrey Voronsevitch y Nikita Kurbanov, muy parecidos, juegan mucho por fuera, ya que tienen un gran tiro exterior, hasta el tiro de 3 puntos, pero por dentro son bestias reboteadoras e intimidatorias. Los pívots puros liderados por Kyle Hines, pequeño pero matón, silencioso y muy fuerte. La experiencia de Viktor Khryapa sigue un año más, pese a su edad, puede dar mucho de lo que hablar, al igual que Semen Antonov.

    No obstante, otra llegada da mucho en Moscú, el ex del Real Madrid, Othello Hunter. Pívot físico, rocoso, con una capacidad de salto envidiable. Le falta tiro exterior, pero lo compensa con mucho rebote y tapones, algo necesario para mejorar aún más la defensa rusa.

    La estrella del equipo: Nando de Colo

    Ya no hay palabras para describir al francés. Base/alero atlético, tirador y penetrador excelso, con muchos recursos. Con la salida de Teodosic, de Colo cogerá unos cuantos galones más como estrella del equipo. Con los nuevos fichajes, se puede amoldar muy bien al juego de uno o de otro o la situación del partido. Puede que tengamos nuevo Rey en Moscú.

    Atentos a: Sergio Rodríguez

    El Chacho vuelve a Europa. Después de su gran temporada de regreso a la NBA, no ha podido encontrar sitio. Por eso vuelve, y un equipazo. Seriedad, dirección de juego, gran capacidad asistente y mucha soberbia a la hora de atacar, puede penetrar como tirar de una manera certera. También destaca por su defensa, ser esa lapa ante los bases y un ladrón que da un plus más a la defensa. Ha vuelto para quedarse y conseguir otra Euroliga.

    ¿A que aspiran?

    Como siempre, claros candidatos al cetro. Nunca se puede poner al CSKA a las puertas de la Final Four. Un equipo completo, compacto pese a las llegadas y con mucha hambre de victorias y títulos. Es de lo mejor dentro de los mejores en Euroliga y quieren volver a conseguir la Euroliga. Claros favoritos a ganar.