Zalgiris Kaunas

    0

    El segundo proyecto del carismático Saras Jasikevicius comienza con más ilusión que nunca. Estuvo a punto de entrar entre los 8 mejores y se quedó a nada. Lo podemos considerar un tapado más y que se ha reforzado bien

    Lituania, tierra de baloncesto y de leyendas, sigue empujando para tener un equipo entre los mejores de Europa. El Zalgiris lo estuvo a punto de conseguir, gracias en parte al sorprendente giro que Jasikevicius hizo en el juego: transiciones rápidas, creaciones de espacios dentro o fuera, juego duro con los pívots y mucha carga en el rebote.

    Pero vamos por partes: Para empezar la posición de base se ha reforzado bien con la llegada de Dee Bost, un jugador con amplia experiencia, muy rápido y tirador que puede revolucionar un partido. A él continua el canadiense Kevin Pangos, que sigue su camino para ser un gran base con muchas alternativas en ambos lados de la cancha. En esta posición se les une el proyecto de futuro del base Vasilije Micic.

    En las alas, muchas novedades. El francés ex NBA Axel Toupane, que ha hecho un buen Eurobasket, es una apuesta clara de Jasikevicius, alto por su posición, atlético y tirador. Además, otros nombres destacados como Edgaras Ulanovas, muy corpulento tanto dentro como fuera y Paulius Jankunas, del que hablamos más abajo.

    Dentro también ha habido muchas novedades. Jankunas que puede jugar dentro o fuera, se le une el fichaje del ex Zenit Aaron White tras una gran temporada en la Eurocup. Juventud y corpulencia se unen a la veteranía de Antanas Kavaliauskas, un jugador que es un portento físico bajo los tableros, pero con un gran tiro de media distancia.

    La estrella: Paulius Jankunas

    El año pasado fue la gran sorpresa con sus buenas actuaciones y Jasikevicius quiere que asume un rol más destacado. Ala-pívot con muchos recursos, destaca por su tiro exterior y de 3. Ha firmado grandes partidos y este año puede ser su temporada. Recursos tiene, juventud también, solo falta aplicarlo.

    Atentos a: Aaron White

    Hay muchas alternativas en este Kaunas, pero hay que destacar a este chico. Tras destaparse en la Eurocup con el Zenit, White ha hecho un paso más. Es un jugador un poco desconocido, rápido de piernas, corpulento, con una capacidad explosiva en ambos lados de la cancha, es muy reboteador y también luchador. Para Saras, le encantan este tipo de jugadores.

    ¿A que aspiran?

    El año pasado dieron más de un quebradero de cabeza y este, pese a los muchos cambios, tampoco lo descartan. Un equipo con muchas alternativas, con mucho juego y con mucho por demostrar. Pueden volver a luchar por los últimos puestos de los PlayOffs de la Euroliga.